Ya están aquí las navidades!! Y nuestros hijos…también lo saben y sobretodo se dan cuenta, aparte de por las luces de navidad, porque llegan los catálogos de juguetes, los anuncios de juguetes por doquier y nuestra insistencia desde hace ya varias semanas, para que nos digan qué quieren pedir para Reyes o Papá Noel y además tiene que ser X peticiones, porque hay que repartirlas por las cartas de toda la familia.
Como yo, ¿también habéis resoplado al terminar de leer el párrafo?

La situación, suele ser la siguiente:
– Javí- le preguntamos al niño- ¿qué quieres que te traigan los Reyes este año?
– ¡Pues quiero un tambor!- dice Javi todo convencido
– ¿Sólo eso? ¿un tambor? Venga “que te has portado muy bien” y puedes pedir más cosas”
Al cabo de 15 días, sumidos ya en la vorágine de catálogos, anuncios…
– Mamá, de aquí me pido esto, y esto y…esto y eso que acaba de salir en la tele también- dice Javi con tono alterado
– ¿todo eso? Además, ya veremos si te lo traen porque tal y como te
estas portando….

¿Os suena la escena? Muchas veces somos los adultos los que manipulamos a nuestro antojo y según nos conviene.
Os proponemos algo. Vamos a intentar seguir dominando la situación pero sin que ésta nos supere al final y se convierta en mar de lágrimas y de estrés para ambos lados.
Ahí van algunos consejos:
– Los niños cambian de opinión con facilidad, pero suelen ser fieles a sus gustos, tenemos todo el año para verles crecer e ir averiguando que tipo de juego o juguete están entre sus preferencias.
– No nos anticipemos, es mejor consejera la observación que el preguntarles. Dejemos que sean ellos los que hablen.
– Cuando ya es inevitable y la lista se nos va de las manos, podemos utilizar los siguientes recursos:
• Para que otros juguetes entren en casa, hay que deshacerse de los que ya no utilizamos (podemos utilizar diferentes estrategias como por ejemplo llevarlos algún sitio para otros niños, decirle que tantos juguetes salen, tantos entran, hacerles sentirse mayores retirando juguetes que son para más pequeños…)
• Calcular cuántos juguetes queremos que incluyan en la carta, hacernos con la misma cantidad de catálogos (de lugares diferentes) y pedirle que elija sólo un juguete de cada catálogo
– En familias numerosas se puede pedir un regalo conjunto por familia, no hace falta que si son 5 tíos, se reciban 5 regalos diferentes, entre todos pueden hacer uno genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *